jueves, 5 de noviembre de 2009

CALLAR Y HABLAR


677. Callar de sí mismo es HUMILDAD
678. Callar los defectos ajenos es CARIDAD
679. Callar cuando insultan es SANTIDAD
680. Callar palabras inútiles es VIRTUD
681. Callar a tiempo es PRUDENCIA
682. Callar debiendo hablar es COBARDÍA
683. Callar las propias penas es SACRIFICIO
684. Callar en el dolor es PENITENCIA
685. Callar cuando hieren es HEROÍSMO
686. Hablar de sí mismo es VANIDAD
687. Hablar debiendo callar es NECEDAD
688. Hablar de los defectos ajenos es COBARDIA
689. Hablar oportunamente es ACIERTO
690. Hablar con sinceridad es RECTITUD
691. Hablar para rectificar es un DEBER
692. Hablar para defender es COMPASIÓN
693. Hablar para ayudar a otros es CARIDAD
694. Debemos aprender primero a callar, para poder hablar, porque si hablar es plata, callar es oro.
695. Recuerda siempre que tus palabras sean más valiosas que el silencio que rompen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada